CONCHA BENITO



                   DIME TÚ

          Dime tú, ahora
          de tu cabeza de águila afiebrada
          del fauno ingrato que un día
          deshiló la urdimbre
          de tu seso enjambrado.


          Nadie está contigo en tu otra orilla
          y eres apenas cóndor absoluto
         de crispados corredores con olor a cloroformo.


          Dime tú, ahora
          que la razón es una alondra
          que huyó también de tu lado.


          En este amanecer del frío y la inocencia...


          Eres la mirada detenida,
                                   aquel zapato torpe de nadie.


         Dime tú,
         dime del sueño frágil de los pájaros.

2 comentarios:

E. Martí dijo...

Hay preguntas que no tienen respuesta... Estamos solos con nosotros y nuestra voz...
Precioso, amiga. Besos

Marta Elena dijo...

Marta Elena López :
Me parece un poema enormemente críptico, pero creo que ahí estriba su belleza: en al mezcla de lo absurdo con lo irracional, del lenguaje hiperculto hasta la terminología más cotidiana en la que destaco la metáfora: "aquel zapato torpe de nadie", preciosa, te llega al alma el vacío de ese "zapato torpe".
Mi enhorabuena y sigue haciendo poesía, sobre todo ahora que tienes más tiempo libre.
Si no me conoces, soy la profe del Rosario de Acuña a la que llamaste un par de veces.
He leído tu último poemario publicado, y quisiera seguir tus pasos. Tienes mi teléfono y sino lo tiene Trelles. Me gustaría ponerme en contacto contigo. Ánimo y a seguir disfrutando de la poesía y de tu tiempo libre.

Publicar un comentario

canciones del tiempo

VISITAS

Páginas vistas en total