RICARDO POCHTAR





Si aún quedara tiempo
y no este istmo seco
y quebradizo,
si no se rompiera
cinco minutos antes
del miedo,
la voz preguntaría
por qué este paisaje
mutilado,
por qué estos puentes
que han ardido,
ahora frágiles
embarcaderos,
muelles tiznados
donde sólo atisbar
la lumbre de la voz
en la otra orilla.

1 comentarios:

E. Martí dijo...

Menos mal que queda siempre el resquicio de la voz al otro lado.
Has llegado tras el puente a regalarnos la paz de tu palabra. Bienvenido seas siempre, maestro y amigo.

Publicar un comentario en la entrada

canciones del tiempo

VISITAS

Páginas vistas en total